Recuerdos de otro año especial

Felicitacion-Navidad-Javier3(1)

Navidad, fecha de reencuentros, comidas familiares, excursiones con amigos, felicitaciones con textos interminables, etc., parece como si guardáramos todo nuestro amor en una caja y lo rescatáramos a final de año en forma de regalo.

Ojalá la magia de estas fechas vaya con todos durante todo el 2016 porque no somos conscientes de todo lo que perdemos por miedo o vergüenza a mostrar cariño y amor por nuestros seres queridos. Un día mi gran amigo Juan Cayuela, coach entre otras decenas de oficios, me dijo: “¿Tu sábes cuando te vas a morir?”, inocentemente le respondí que no, a lo que el contestó: “Entonces tampoco sabes cuando va a morir tu padre o tu mejor amigo. Aprovecha y dile que los quieres, es ahora en vida cuando tienes la oportunidad de decirlo y nunca arrepentirte de no haberlo hecho”. Gracias querido amigo por ese aprendizaje, gracias a ti y las cosas que he ido viviendo, he aprendido a amar y a mostrar mi cariño sin ninguna vergüenza y a sentirme orgulloso de ello. Muchas veces ni nosotros tenemos la culpa de ese miedo a mostrar ese amor por los nuestros, se lo debemos a la educación que hemos recibido de nuestros padres y ellos de nuestros abuelos, porque somos lo que hacemos pero también lo que vemos, ya que somos meros imitadores de conductas. Por tanto, si eres capaz de hacer planes románticos, sorpresas inimaginables para tu pareja cuando estás enamorado, empieza a plantearte que también es posible mostrar tu cariño a las personas que más te quieren en la vida.

Pero no es esto de lo que me apetecía escribir hoy y si de los recuerdos y las sensaciones que me deja el fin de un año 2015 con buenas y malas experiencias, pero sobretodo de un tiempo en el que no he dejado de aprender un segundo. El año comenzaba con un cambio en el cuerpo técnico, la marcha de Julio Ribas, de quién guardo grandes aprendizajes y buenos recuerdos, y la llegada de Manolo Palomeque y José Perez Veiga “Popi”, dos grandes amigos con los que fue un placer y una alegría diaria trabajar, y no puedo olvidarme de amigos y compañeros de una calidad humana espectacular como Marcos Heredia, Paco Egea, Simón Ruíz, Álex, José Yepes y Juan Cayuela. Como me gusta decir, Manolo trajo la sonrisa a un vestuario donde era complicado convivir con la cantidad de problemas económicos e institucionales que habían. Después de las 38 jornadas de liga correspondientes, aún quedaba un último obstáculo que superar, Las Palmas Atlético. Mientras mis compañeros de cuerpo técnico ultimaban detalles para los últimos partidos de liga, yo trabajaba en almacenar partidos e informaciones de las plantillas de los posibles rivales de un hipotético y más que posible play-out, carpeta que guardaba con mucho cuidado en mi ordenador para no desmotivarles y que sólo les hice saber después del sorteo. Esas dos semanas fueron de un trabajo espectacular, creo que todos crecimos como profesionales, llevando a cabo una preparación del partido maravillosa que culminó con la gran alegría de la permanencia. Nadie que no estuviera con nosotros durante la temporada se puede imaginar los obstáculos que tuvo que superar esa plantilla, por ello quiero dar de nuevo las gracias a esos jugadores y a mis compañeros de cuerpo técnico por todo lo que sufrí, disfruté y aprendí.

palomeque-manteado

Pero las alegrías ahí no iban a cesar, después de afrontar airosamente mis exámenes de Junio en la Universidad recibí la llamada de Paco Belmonte para ofrecerme la continuidad en el proyecto del FC Cartagena, el equipo de mi vida. Nada me podía hacer más ilusión que una renovación como reconocimiento a mi entrega y trabajo en el club. Los meses veraniegos fueron de mucho trabajo, pretemporada y ayuda en el apartado de la dirección deportiva, aprendiendo de alguien con la capacidad y conocimientos de Paco, una persona a la que admiro por enseñarme que si quieres conseguir algo tienes que arriesgar y apostar fuerte a base de trabajo y compromiso. La llegada de Víctor Fernández al banquillo fue algo muy ilusionante, una persona a la que tanto aplaudí y admiré como jugador, con el que me tocaría compartir vestuario. Nunca imaginé una situación así, pero sin duda que es y se convertirá en un grandisimo entrenador de nuestro fútbol, él y Chuchi son dos personas cercanas, positivas, alegres y muy valientes, de las que sobretodo admiro su confianza y determinación por sus ideas para jugar. Hace pocas semanas he recibido algunas llamadas, contactos que me sirven para reforzar mi pensamiento de que con horas de trabajo, esfuerzo, compromiso y con mucha pasión, todo es posible, a la vez que me han ayudado para aprender a valorar todo lo que tengo, lo que me quieren las personas que me rodean y todo lo que me queda por aprender y hacer aquí. ¡Gracias a esas personas también!

CWGB29JWEAAuGal.jpg-large

Sin lugar a dudas ha sido un año increíble, por todas las experiencias vividas, buenas y malas pero por encima de todo porque a cada momento que trabajé o compartí algo con alguien pude sentir, y emocionarte es lo más bonito que puedes tener en la vida, porque sólo así es como se aprende.

 

¡Feliz navidad y feliz año 2016!

Felicitacion-Navidad-Javier3(1)

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.