ARTICULO | Preparación de una charla de equipo rival

captura-de-pantalla-2016-11-21-a-las-19-31-27

Viernes, ocho de la mañana, es mi día, cojo proyector, pantalla y mi querídisimo Mac, es día de vídeo sobre el rival y hay que tenerlo todo listo para cuando llegue el míster y los jugadores. Que ilusión, han sido decenas de horas de trabajo que han quedado resumidas en solo unos minutos llenos de flechas, círculos, espacios débiles, fortalezas, movimientos patrón y demás.

 

Vivir apasionado por lo que haces es como pasar la vida en un sueño eterno

 

captura-de-pantalla-2016-11-21-a-las-19-30-59

 

Muchas son las referencias encontradas en la literatura con las palabras, análisis del juego, scouting, match analysis o performance analysis. Todo lo que aprendemos de éstas publicaciones, crean una base de conocimientos y herramientas imprescindibles para que el analista pueda desarrollar su labor acompañado de metodologías fiables y sofisticadas. Sin embargo, la cantidad de horas prácticas y conocimiento adquirido en el día a día sustentado bajo la comunicación y relación con el cuerpo técnico es más difícil de publicar o compartir, por razones de privacidad o simplemente porque hay muchos que temen a decir lo que hacen y otros que temen no hacer lo que dicen que hacen. Es por ello que en mi siguiente artículo me gustaría reflejar algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de desarrollar una vídeo charla sobre el equipo rival dirigido a la plantilla, basándome en mis propias experiencias y vivencias a lo largo de mis casi ya tres temporadas al servicio del FC Cartagena, donde he podido trabajar con cuatro entrenadores diferentes, así como en conversaciones con otros analistas de equipos élite de España y de Europa.

 

Scouting

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que cantidad de contenido tendrá el vídeo y que día de la semana tendrá lugar. En este sentido se plantean dos opciones:

 

  1.  Vídeo de rival completo. Siguiendo un modelo más convencional en el que el vídeo se muestra uno o dos días antes del encuentro, una vez que la preparación del mismo en el entrenamiento ya se ha producido.
  2. Vídeo de rival partido. Sería una propuesta algo más novedosa, en la que el contenido del vídeo se fracciona en varios días, tratando de relacionar las fases del juego observadas en el mismo con la fase opuesta (propia), trabajada ese mismo día sobre el campo. Por ejemplo, miércoles, el equipo visiona la fase defensiva y transición ofensiva del rival en vídeo y trabaja en el entrenamiento su fase ofensiva y transición defensiva, siendo el jueves el proceso opuesto.

football-sketch-for-practice

 

Las dos propuestas tienen sus ventajas e inconvenientes y siempre va a depender su efectividad de la capacidad del entrenador de hacer comprender a sus jugadores cómo el modelo de juego y su plan estratégico tienen coherencia con las características táctico-estratégicas del oponente. Quizás, la segunda propuesta bajo mi punto de vista tenga algunas facilidades que el vídeo único no nos permita como por ejemplo:

 

  • Vídeo más corto. Cuando fraccionamos el vídeo no tenemos que caer en el error de querer enseñar más, por tener más días y más tiempo de visionado, si no aprovechar que sólo veremos una fase del juego y su transición para garantizar una atención máxima del jugador.
  • Coherencia visionado-plan estratégico-entrenamiento. Será mucho más fácil ganarnos la credibilidad del jugador con esta estructura, debido a que en el mismo día verá cómo se comporta el rival, cómo pretendemos neutralizarle-atacarle y cómo entrenamos para aprovechar nuestras virtudes para sorprenderles en base a esa información.
  • Entrenamiento consciente previo al inconsciente. El jugador previo al entrenamiento, tiene un conocimiento superior de cómo se comporta el rival, aspecto que le ayudará al menos a comprender por qué va a realizar ciertas situaciones de entrenamiento y no otras, alcanzado quizá mayores niveles de aprendizaje por la implicación emocional que esto puede causar.

 

13719552_559682680859497_607752278189971844_o

 

Una vez que tenemos clara cuál será la duración, el contenido y el día de la semana que tendrá lugar el vídeo podemos empezar a desarrollar otros aspectos a tener en cuenta a la hora de la edición del vídeo:

  • PERFIL DE JUGADORES. Aunque pueda ser muy difícil generalizar en una plantilla con más de veinte individuos, con diferentes edades, nacionalidades, diferente educación, formación deportiva y cultura, tenemos que tratar de identificar con que personas tratamos. Esto se hará incluso más importante en las charlas de corrección y refuerzo del análisis propio. Pero también es importante tener una buena identificación de aquellos jugadores que se sienten presionados por el partido o el ambiente en el que sucederá, de aquellos que necesitan tener confianza para superar a su oponente directo, de otros que se sienten más amenazados con las fortalezas del rival que motivados por sus debilidades, de saber qué jugadores están altos de autoestima y cuáles no, etc., ya que todo ello deberá condicionar el contenido del vídeo, intentando siempre garantizar la atención, la credibilidad en el entrenador y en el plan estratégico y sobretodo el mantenimiento de la autoestima y confianza de cada individuo.

 

 

Es importante conocer el perfil de nuestros jugadores, con el objetivo de garantizar la credibilidad en el entrenador y en el plan estratégico

  • DURACIÓN DEL VÍDEO. Es sabido que el ser humano tiene una capacidad limitada en un foco de atención durante un tiempo. Es por ello que la duración de la charla no debe excederse. ¿Cuántos minutos? Dependerá del míster, de cómo el dirija la misma, de cómo le guste o no volver sobre las imágenes, etc. En nuestro caso nos movemos en duraciones de 6-7 minutos, entendiendo que el entrenador pueda gastar unos dos o tres minutos adicionales en la explicación de la misma, así nos garantizamos no irnos nunca más allá de los diez minutos.

 

captura-de-pantalla-2016-11-21-a-las-19-31-27

 

  • ESTRUCTURA DEL VÍDEO. Es importante presentar una estructura entendible, con sentido común y que permita primero al entrenador hacer una explicación simple y concisa de las fases del juego o fortalezas/debilidades y al jugador poder comprenderlas. Una estructura tipo acertada puede ser:

football-game-on-tv

  1. Portada. Importante garantizar un fondo llamativo, con buena imagen y que resulte atractivo a los ojos. Es necesario identificar si estamos en una sala grande o pequeña o más o menos luminosa (utilizar fondos blancos que iluminen), para así utilizar unos colores u otros.
  2. Información general del rival. Clasificación, goleadores, rendimiento como local y visitante, características del público, entrenador, estado del terreno de juego, etc.
  3. Posible alineación. Once más probable incluyendo dos jugadores en aquellas posiciones donde tengamos dudas.
  4. Vías ofensivas y defensivas en ocasiones y goles. Mostrando todo bajo gráficas y números que hagan resaltar aquellos patrones ofensivos y defensivos que en nuestros análisis nos ayudan a identificar que vías generan o les hacen recibir goles y ocasiones.
  5. Fase ofensiva y transición defensiva. Resaltar primero el ataque o luego la defensa es indiferente y quizás pueda ser el entrenador quién tenga preferencias sobre el orden. Bajo mi punto de vista si que es necesario enlazar ataque con transición defensiva, de modo que se entienda que está relacionado el atacar de cierta forma, ocupando de un modo los espacios a cómo se empieza a defender tras la pérdida.
  6. Fase defensiva y transición ofensiva
  7. Acciones a balón parado. Siendo muy importante resaltar posiciones de inicio, roles y evolución de las acciones.

 

 

13680407_559682990859466_8771009182407028576_o

 

 

 

Las fortalezas y debilidades del rival incluidas en la estrategia operativa semanal deben estar presentes en el vídeo, mostrando los mejores ejemplos de las mismas con el objetivo de que el jugador confíe en el plan estratégico

  • FORTALEZAS Y DEBILIDADES DEL RIVAL CONDICIONAN EL VÍDEO. Es importante que la charla contenga sobretodo cortes de aquellas vías donde el rival muestra mejor sus virtudes así como cuáles pueden ser sus debilidades. Éstas marcarán el devenir del vídeo y tendremos que usar estos cortes de manera inteligente para poder reforzar el mensaje del entrenador, así como el plan estratégico semanal. De esta forma, será importante que aquellas imágenes que utilizamos a la hora de mostrar debilidades, muestren consecuencias negativas para el rival, goles en contra, ocasiones, pérdidas en zonas peligrosas, etc., así estaremos reforzando el mensaje y ayudando al míster a ganar credibilidad en el plan estratégico. Imaginemos por ejemplo la siguiente situación: una de las debilidades del rival es una mala salida de balón en corto por el central zurdo y queremos incluir cortes en la vídeo charla. Será interesante mostrar quizá un corte previo en el que hagan una buena salida por el otro sector y a continuación algún corte donde el central zurdo haya cometido un error y conlleve a una situación negativa para su equipo. Asimismo, no sería coherente utilizar cortes de situaciones que el entrenador no haya previsto en las tareas de entrenamiento o no haya comentado durante la semana.

 

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-13-51-28

 

  • VÍDEO SIN MÚSICA. En ocasiones se puede cometer el error de por querer agradar al futbolista incluyamos música en el vídeo. Esto es un error, ya que el jugador tiene ya dos focos atencionales activos, el visual, observando las imágenes del vídeo, y el auditivo, escuchando las explicaciones del entrenador, por lo que si incluimos también un tercer estímulo correríamos el riesgo de la pérdida de atención por parte de los jugadores.

 

 

Es un error incluir música en el vídeo, ya que estaríamos desviando el foco atencional que nos interesa, el visual y cognitivo

  • ESTILO DE COMUNICACIÓN DEL ENTRENADOR. Es importante conocer a nuestro míster, cómo explica, en qué situaciones suele hacer hincapié, cuáles les gusta pasar más por encima, cómo quiere activar a sus jugadores durante la explicación, etc. Todo ello hará con que nuestro vídeo tenga más o menos detenciones con imágenes pintadas, más o menos repeticiones en acciones que el considere importante revisar, etc.

 

img4042-40_g

 

  • GARANTIZAR LA ATENCIÓN DEL JUGADOR DURANTE TODA LA CHARLA. Esto lo va a conseguir el entrenador sobretodo, gracias a su tono de voz, a referenciar nombres propios de jugadores, a su comunicación no verbal, a su movimiento o no alrededor de la sala, etc., pero el analista también puede utilizar algunas herramientas para ayudar al míster en esta labor. En algunas ocasiones, en los vídeos podemos incluir en mitad de la explicación algún corte que vuelva a captar la atención de los jugadores, un sketch gracioso, una parte de un monólogo, un videoclip con música llamativa, etc. Conseguiremos que el jugador además de volver a prestar atención se vaya de la charla con la sensación de haber pasado un rato divertido habiéndose reído con sus compañeros.

sin-titulo

 

 

 

Si incluimos alguna broma o vídeo divertido estamos consiguiendo no sólo volver a captar la atención del jugador, si no hacerle sentir también que está pasando un rato agradable con sus compañeros

  • UTILIZAR CORTES DE NUESTROS ENTRENAMIENTOS. Una posibilidad muy a tener en cuenta, nos comenta José Daniel Alfonso, es la de añadir cortes de lo trabajado en el entrenamiento de cara al próximo rival (ayudando a la retroalimentación del proceso de entrenamiento), así como de cortes del último partido jugado contra ese equipo (si mantienen los mismos principios de juego y/o jugadores).
  • UTILIZAR CORTES REFORZADORES DE NUESTRAS FORTALEZAS SEGÚN COMPORTAMIENTOS DE RIVAL: esta opción me parece muy interesante y en momentos puntuales lo propongo al entrenador. Lo más sencillo me parece visualizarlo con un ejemplo; si jugamos contra un equipo que juega con la línea defensiva muy adelantada y mantiene dicha altura aún en situaciones en las que el balón no está presionado y creemos que es un buen partido para buscar rupturas al espacio, en el vídeo intercalaría cortes de situaciones defensivas del rival, con cortes de situaciones nuestras de partidos anteriores en las que hemos generado ocasiones o goles con balones a la espalda de la línea defensiva rival. De esa forma no sólo estamos mandando el mensaje de que el rival tiene esa debilidad, también estamos reforzando lo nuestro, afianzando la confianza del jugador en comportamientos que está viendo que sabe hacer y que además le pueden dar resultado para el siguiente partido.

 

 

Es interesante intercalar cortes reforzadores de nuestro modelo de juego con debilidades o fortalezas del rival. De esa forma conseguimos que nuestro equipo se identifique mejor con el estilo y comprenda que podemos atacar/neutralizar al adversario con nuestras potencialidades

 

 

  • TIPO DE SALA DE AUDIOVISUALES. El último aspecto a tener en cuenta es la la disposición de la sala en la que se muestra el vídeo; si se pretende fomentar que los jugadores participen, será más interesante un tipo de sala y asientos más informales, tipo sillones, sofás y disposición en forma de U o libre, mientras que si se quiere dar más énfasis en la presentación en sí, quizá una disposición de las sillas en “modo cine” hacen que los jugadores focalicen más la atención en el mensajero (entrenador) y el mensaje (presentación).

 

libro1

 

Estas son algunas consideraciones que bajo mi punto de vista son muy importantes tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la edición de una videocharla de equipo rival, pero seguramente haya muchas más, o tú puedas pensar en otras o yo pueda estar equivocado en mis consejos o quizás no porque en mi entorno funcionan ya que el contexto y los sujetos en su interacción lo condicionan todo.

 

Dudo, dudo siempre de lo que leo, de lo que escribo, de quién estará en lo cierto, dudo de si mi trabajo será perfecto o no, pero nunca dudo de que AMO mi vida y AMO mi pasión.

img-20160920-wa0013

 

Gracias amigos y amigas, espero que os haya gustado

Nos vemos en próximas publicaciones en el RINCÓN DEL ANALISTA,

Javier Madrid Pedreño

Leave a Comment

Your email address will not be published.